el beso

De: pilar plaza

01 10 pm

Categoría: berlin, Uncategorized

Deja un comentario

“El muro de Berlín pertenecía a una categoría menos frecuente. Así como la mayor parte de los muros tienen como objetivo impedir  que los extranjeros accedan a nuestro territorio, el de Berlín, por el contrario, pretendía impedir que los habitantes del país pudieran salir. No servía para proteger a las personas sino para encerrarlas. La imagen simbólica que pertenece a esta función no es la de fortaleza, sino la de prisión. El muro de cemento no era más que la parte visible de lo que se llamó el Telón de Acero, que no era menos impermeable por el hecho de no ser de ladrillo. En los tiempos en que viví en Bulgaria (hasta 1963), ningún habitante del país podía atravesar este telón sin autorización: las patrullas fronterizas disparaban a matar. Y esta brecha no afectaba solamente a las personas: todas las noticias procedentes del otro lado del telón eran controladas. Era inconcebible llamar por teléfono al extranjero, la única prensa occidental que se podía leer era la comunista (y a duras penas), las emisoras de radio extranjeras eran interferidas cuando emitían en búlgaro.”
Tzvetan Todorov, “Muros caídos, muros erigidos”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: